En los últimos años se ha producido un gran incremento en el número de personas que viajan a países exóticos tropicales, este considerable aumento en el volumen de viajeros internacionales, provoca que muchas personas estén en contacto con enfermedades infecciosas diferentes a las de su entorno habitual.

Las enfermedades emergentes y reemergentes pueden suponer un importante riesgo para la salud. Por ello el viajero debe conocer los riesgos a los que se enfrenta para adoptar las medidas preventivas adecuadas.

Las recomendaciones sanitarias han de realizarse de forma individualizada debido a que el riesgo de adquirir enfermedades varia, entre otros muchos factores, de un país a otro, de la zona que se visita, de la época del año y de la duración y tipo de viaje, así como de las características propias de cada viajero.
Para conocer las medidas preventivas que el viajero debe adoptar y la situación sanitaria del país de destino, antes de iniciar el viaje debe informarse en uno de los Centros de Vacunación Internacional.

La función de los Centros de Vacunación Internacional es la información y atención integral del viajero internacional, a través de los consejos sanitarios, administración de vacunas, quimioprofilaxis del paludismo y demás medidas preventivas necesarias.

En Valencia:

  • Sanidad Exterior: Muelle de la Aduana, s/n – Puerto Autónomo de Valencia. 46024 – ValenciaTeléfonos para solicitar cita previa: 96 307 97 00 / 01 / 02
  • Hospital General de Sagunto: Avda. Ramón y Cajal, s/n. 46520 – Sagunto (Valencia)Teléfono para solicitar cita previa: 96 2339400 Horarios: Lunes de 9 a 14 horas
  • Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia: Bulevar Sur, s/n 46026. ValenciaTeléfono para solicitar cita previa: 96 124 47 72 Horarios: martes de 9 a 13 horas
  • Consorcio Hospital General Universitario de Valencia:Avda. Tres Cruces, 2 .46014 – Valencia. Teléfono para solicitar cita previa: 963131933. Horarios de consulta: Lunes a Viernes de 9,30 a 14 horas

ANTES DEL VIAJE

Prográmelo con tiempo, por lo menos con un mes o mes y medio, visite lo antes posible un Centro de Vacunación Internacional.

Debemos tener en cuenta varias consideraciones a la hora de ponernos las diferentes vacunas:

  • Vivotif: vacuna contra las fiebres tifoideas.Via oral. Inmuniza desde los 15 días hasta 3 años.
    No se debe asociar a antibióticos ni antipalúdicos.
  • Typhim: vacuna contra las fiebres tifoideas, es inyectada 1 sola dosis. Inmuniza desde 1 semana hasta 3 años. Se puede asociar a antipalúdicos.
  • Difteria-Tétanos Adultos: indicada en personas no vacunadas o vacunadas hace más de 10 años. 3 dosis
  • Hepatitis B: indicado para personas que viajan con frecuencia. 3 dosis, una primera dosis otra al mes y una tercera a los 6 meses de la primera. La inmunidad no se alcanza hasta 2 meses después de la primera dosis.
  • Hepatitis A: recomendada en personas que no tengan constancia de haber pasado la enfermedad. 2 dosis una antes del viaje y una segunda dosis a los 6 meses, produce inmunidad en el acto y se prolonga hasta 10 años.
  • Vacuna contra el Cólera: la vacunación debe completarse al menos 1 semana antes de la posible exposición al V Cholerae. Adultos 2 dosis y se recomienda una dosis de recuerdo dentro de los 2 años posteriores, las dosis deberan administrarse con al menos 1 semana de separación. La vacuna debe mantenerse en la nevera. No se debe asociar con otras vacunas orales ni antibióticos ni antipalúdicos.
  • Fiebre Amarilla: es la única vacuna obligatoria si el pais de llegada lo requiere. La vacuna se pone en sanidad exterior y se acredita mediante un certificado internacional de vacunación previo pago de las tasas. Se pone 1 sola dosis con al menos 10 días de antelación a la llegada del país que lo requiera y la protección dura 10 años. Es compatible con otras vacunas.

En caso de padecer alguna enfermedad es aconsejable una visita a su médico para que le facilite un informe actualizado. Las personas sometidas a un tratamiento médico deben llevar la cantidad suficiente de medicación para cubrir el período de tiempo que dure su estancia en el extranjero, o asegurarse que podrán adquirirla en el país de destino.

Es recomendable llevar un pequeño botiquín que contenga material de cura y algunos medicamentos para síntomas menores tales como analgésicos, antihistamínicos, etc. En caso necesario deberán llevar la medicación recomendada para la quimioprofilaxis del paludismo. Nosotros te proponemos  un botiquin básico con todos los productos que puedas utilizar. Ver más información

DURANTE DEL VIAJE

Un pequeño problema de salud puede complicar un viaje, por lo que es importante adoptar medidas preventivas básicas para evitar contraer enfermedades.

Riesgo con alimentos y bebidas:

Los alimentos y las bebidas contaminadas son la causa más frecuente de enfermedad en el viajero. La mejor forma de protegerse es seleccionar con cuidado todo lo que se come y todo lo que se bebe. Un buen aspecto no garantiza que un alimento sea seguro.

Es muy importante lavarse las  manos con frecuencia sobre todo antes y después de comer.

Beba siempre agua embotellada o debidamente tratada, no tome hielo que no haya sido preparado con agua segura. Si no encuentra agua embotellada y hay que clorarla, el método de cloración recomendado es 2 gotas de lejía doméstica apta para el consumo ( sin perfumes ni detergentes)  por cada litro de agua, a continuación se agita y se espera 30 minutos aproximadamente antes de consumirla.

Debe prestar especial atención a la repostería y a los helados, ya que pueden ser origen de enfermedades.

Las comidas deben estar suficientemente cocinadas y servirse calientes. Las ensaladas pueden ser peligrosas, las verduras no deben comerse crudas.

La fruta debe ser pelada personalmente, y debe evitarse la comida de los vendedores callejeros.

Riesgos relacionados con el entorno:

Es muy importante tener en cuenta estos consejos porque pueden condicionar tu estancia en el viaje.

  • Exposición al sol: En algunos países tropicales la exposición al sol puede provocar graves insolaciones, los viajeros de edad avanzada y los niños necesitan precauciones especiales. Se aconseja el uso de sombrero y gafas de sol. Es conveniente utilizar cremas de protección con filtro solar. Para evitar la deshidratación se aconseja beber abundantes líquidos.

  • Insectos: Las enfermedades transmitidas por insectos son muy frecuentes en el trópico. Los mosquitos son vectores de enfermedades como el paludismo, el dengue, la encefalitis japonesa, etc.
    La primera línea de defensa consiste en protegerse contra las picaduras.
    En el exterior, al anochecer y al amanecer, se recomienda vestir ropas de manga larga y pantalón largo, la ropa debe ser de fibras naturales (algodón, lino…)  de colores claros y  evitar los perfumes intensos ya que pueden atraer a los mosquitos.  El calzado será cerrado, cómodo y transpirable para evitar las infecciones y los accidentes.
    En las partes del cuerpo que no estén protegidas por la ropa y en las prendas de vestir se deben usar repelentes de insectos que contengan DEET (N,N-dietil-m-toluamida), IR3535 (3-(N-butilacetamino)-propionato) o Icaridin (ácido 1-piperidincarboxílico, 2-(2-hidroxietil)-, 1-metilpropilester).
  • Baños: Los baños en ríos y lagos de agua dulce pueden ser origen de enfermedades, entre ellas las parasitarias. Hay que evitar lavarse y bañarse en aguas infectadas. Desde el punto de vista sanitario sólo son seguras las piscinas con agua clorada.
    En principio los baños en el mar no implican riesgo  de enfermedades  transmisibles.
    En algunas regiones se debe usar algún tipo de calzado que proteja de picaduras de peces, dermatitis de los corales, toxinas de las anémonas, medusas, etc.
  • Enfermedades de transmisión sexual: Las enfermedades de transmisión sexual, incluidas el VIH/SIDA y la Hepatitis B, han aumentado en los últimos años y son frecuentes en muchos países. Un cierto número de viajeros contrae estas enfermedades durante sus viajes debido a comportamientos de riesgo.
    La transmisión de estas enfermedades, no solo se produce por contacto sexual (heterosexual u homosexual) sino también por sangre o hemoderivados infectados y por el uso de material que pueda estar contaminado (cuchillas de afeitar, cepillos de dientes, utensilios para tatuajes o acupuntura, etc.).
    En las relaciones sexuales, el medio más eficaz de evitar la transmisión es el uso del preservativo.

DESPUÉS DEL VIAJE

Ya que algunas enfermedades no se manifiestan inmediatamente puede ocurrir que se presenten bastante tiempo después del viaje. En el caso de que necesite acudir al médico, deberá informarle que ha realizado un viaje en los últimos 12 meses a una zona tropical, o a un país en desarrollo.

SI USTED SIGUE ESTOS CONSEJOS ES MÁS PROBABLE QUE REALIZE Y TERMINE FELIZMENTE SU VIAJE.