La Medicina Biorreguladora se basa en regular los procesos de autodefensa del organismo frente a las diferentes sustancias patógenas causantes de la enfermedad.

Están compuestos de principios activos naturales y, a diferencia de los medicamentos denominados ‘químicos’, que suprimen las vías metabólicas, los medicamentos biorreguladores modulan las respuestas biológicas del organismo sin suprimirlas, lo que les otorga su alta tolerabilidad y su ausencia de efectos secundarios.

La Medicina Biorreguladora es un concepto médico que representa un puente entre la homeopatía y la medicina convencional.

Así, partiendo de las experiencias terapéuticas de la homeopatía clásica e incorporando a la misma los avances de las ciencias médicas, la Medicina Biorreguladora ha introducido medicamentos de nuevo desarrollo, avalados por numerosos estudios clínicos, capaces de ofrecer soluciones terapéuticas eficaces y seguras.

ELIMINA TOXINAS

En la actualidad, nos encontramos expuestos a numerosas sustancias tóxicas. Se calcula que cada año salen al mercado unas 2.000 sustancias químicas. Muchos de estos productos son bioacumulables, algunos se acumulan en el tejido adiposo y otros en órganos específicos, como el hígado o los riñones (Revista española de Salud Pública).

Un reciente informe de la OMS estima que casi una de cuatro enfermedades tiene una causa ambiental. Nuestro cuerpo tiene que defenderse de toxinas ambientales, residuos generados por la mala alimentación y la ingesta de medicamentos, virus y bacterias y metabolitos tóxicos de nuestro propio metabolismo. Contamos con un sofisticado sistema natural de detoxificación para neutralizar y excretar toxinas. Pero factores condicionantes de nuestro estilo de vida actual, como la mala alimentación y el estrés, contribuyen a que las toxinas se acumulen en nuestro organismo.

Terapia de Detoxificación y Drenaje: Instinto saludable

La Terapia de Drenaje y Detoxificación de Heel cuenta con una fuerte inversión médica en investigación y desarrollo de los productos que la componen. Su venta es exclusiva en farmacias.

Se trata de tres medicamentos cuya combinación actúa estimulando los órganos implicados en la eliminación de las toxinas. Mejora el drenaje linfático, favoreciendo la movilización de las toxinas, refuerza las funciones hepáticas e intestinales activando la biotransformación de las toxinas y por último activa al riñón para eliminarlas.

Tomarlo es muy sencillo, sólo es necesario diluir 30 gotas de cada uno de los medicamentos en 1,5 litros de agua e ir bebiéndola a lo largo del día. El tratamiento debe prolongarse por lo menos durante seis semanas.

Los problemas cutáneos, desde el acné hasta el envejecimiento facial son signos de un exceso de toxicidad en la piel, eliminando las toxinas, gracias a una Terapia de Detoxificación y Drenaje periódica, conseguiremos devolver la luminosidad a la piel y minimizar los efectos del paso del tiempo de forma preventiva.

Celulitis u obesidad son otros buenos ejemplos de acúmulo de toxinas. La terapia de Detoxificación y Drenaje de Heel ayuda a eliminar la retención de líquidos, mejora la circulación y disminuye el volumen.

Se recomienda efectuar, de modo preventivo, un tratamiento de Drenaje y Detoxificación al menos dos veces al año.